¿Qué es el contrato de arras y para qué se utiliza?

El contrato de arras es uno de los pasos importantes en el proceso de compraventa de una vivienda. Sin embargo, para muchos, es todavía un gran desconocido. Por eso, en este articulo repasamos este documento y su importancia. Además, intentamos despejar dudas y dar respuesta a algunas de las cuestiones más habituales relacionadas con las arras:

-. ¿Que es el contrato de arras?

Cuando compramos una vivienda, uno de los primeros pasos a realizar es entregar una determinada cantidad de dinero al vendedor en concepto de reserva (para evitar que el piso en el que estamos interesados vaya a parar a otras manos). Esta paga y seña se conoce jurídicamente como arras y el contrato donde se regula su entrega, es el denominado Contrato de Arras. A grandes rasgos, podemos decir que se trata de un documento privado (sin la intervención de un notario) que firman el comprador y el vendedor y donde ambas partes pactan la reserva de la vivienda a cambio de la entrega de una cantidad en concepto de señal. De esta manera, nos aseguramos la vivienda mientras gestionamos la hipoteca u otros trámites.

-. ¿Para qué sirve el contrato de arras?

Sirve para regular la paga y señal de una vivienda y los términos en que se entrega el dinero y su devolución en caso de incumplimiento por una de las dos partes. Por eso, en función de su redacción, podemos hablar de tres tipos de arras: penitenciales, comfirmatorias y penales. Veamos en qué consiste cada una de ellas y cuáles son los aspectos que las diferencian:

  • Arras confirmatorias: son las que se usan normalmente como prueba del contrato. Suponen la entrega de una cantidad como señal que, posteriormente, será deducida del precio final.
  • Arras penales: su finalidad es asegurar que se cumple el contrato bajo la amenaza de una pérdida económica. Es decir, si el comprador incumple  los términos del contrato perderá la cantidad entregada como paga y señal. Si el que rompe el contrato es el vendedor, deberá devolver el dinero pero de forma doblada.  Con esta fórmula, este tipo de arras establecen una indemnización por daños y prejuicios. Establecen la garantía de cumplimiento del contrato.
  • Arras penitenciales: también conocidas como arras de desistimiento, consisten en la entrega de una cantidad de dinero por uno de los contratantes al otro, entendiéndose que cualquiera de las partes puede desistir del contrato perdiendo las arras el que las hubiera entregado o devolviendo el doble de las mismas el que las haya recibido. Permiten la rescisión contractual.

-. ¿Es imprescindible el contrato de arras en una compraventa?

Una compraventa exige mucho papeleo, y por eso es normal buscar formas de aligerar estos trámites. El contrato de arras no es obligatorio, ya que es un documento privado, pero sí muy recomendable. De hecho, se considera más importante incluso que la firma pública ante un notario. ¿El motivo? Es la base que nos servirá para dejar todos los cabos bien atados para el posterior contrato y para salvaguardar los derechos de las dos partes.