IRPF: Sacar el máximo partido a la deducción por vivienda

La deducción del IRPF por la adquisición de una vivienda ya no es posible, aunque existen otras bonificaciones y exenciones. Sin embargo, los que compraron un piso o casa antes del 1 de enero de 2013 todavía pueden beneficiarse  de esta bonificación en la declaración de la renta. No obstante, existen una serie de consideraciones a tener en cuenta para sacarle el máximo partido. Éstas son algunas de ellas:

-. Cuánto deducir

La deducción por vivienda habitual es (salvo algunas excepciones o casos particulares) el 15% las cantidades satisfechas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existe una base máxima de deducción de 9.040 euros (límite máximo por contribuyente y declaración).

-. ¿Qué gastos se pueden deducir?

Además del 15% de los importes satisfechos por la vivienda, también forman parte de la base de deducción los importes satisfechos por seguros de vida o por seguros de hogar,  siempre que éstos sean obligatorios o estén incluidos en las condiciones de la hipoteca o préstamo solicitado para comprar la vivienda.

No obstante, hay que tener en cuenta que el seguro de hogar si no forma parte de las condiciones de la hipoteca también  será deducible, pero sólo la parte de la prima correspondiente a determinados daños como incendio, explosión, tormenta, etc., exigidos por la normativa hipotecaria.

-. Deducir los gastos de reclamación de las cláusulas suelo

Otro detalle a tener en cuenta es que también constituirán base de la deducción por adquisición de vivienda los gastos de abogado, procurador, etc., que se hayan derivado de  la demanda para anular la cláusula suelo de la hipoteca.