¿Còmo publicar el anuncio inmobiliario perfecto?

Actualmente, la gran oferta de todo tipo de bienes y servicios que podemos encontrar en Internet nos obliga a ser creativos si queremos usar esta herramienta para vender nuestros propios productos. El sector inmobiliario no es una excepción y, dado que nadie puede permitirse no usar internet para vender sus propiedades, es necesario lanzar un mensaje claro, conciso y bien estructurado para llegar al mayor número posible de potenciales compradores.
Por supuesto, es altamente recomendable colocar el anuncio en los motores de búsqueda más importantes del sector inmobiliario, así como también, valorar como segunda opción  el uso de Facebook, donde el mundo está siempre conectado y se obtiene una gran visibilidad.

En cada una de estas situaciones, el usuario debe conectarse a Internet y ser “seducido” por nuestro anuncio. Algo que podremos conseguir teniendo en cuenta algunos consejos y recomendaciones para escribir el anuncio inmobiliario perfecto:

1- Un buen título: El título debe ser pegadizo, además tiene que ser claro, evitar los rodeos e ir  directamente al corazón del asunto, por lo que no debe ser demasiado largo.

2- Las fotos, muy importantes: una fotos bonitas, brillantes, con un buen ángulo y de buena calidad son imprescindibles para llamar la atención del usuario, en parte porque seamos sinceros, un anuncio sin fotos inmediatamente provoca dudas y genera desconfianza.  No sea perezoso, suba fotos. Si es posible, de todas las habitaciones de la casa o apartamento.

3- Un mensaje claro y con las palabras clave: el mensaje tiene que ser claro e incluir la información esencial. Es decir, la dirección completa de la propiedad, especificando, nombre de la calle, número de casa, código postal y si es posible adjuntar un mapa o instrucciones para poder llegar y verlo a través de google maps. También es interesante incluir información sobre el tipo y las características del barrio donde se encuentra la casa.

4- Precio: aunque puedes optar por ponerlo o no, incluir la cifra es siempre una buena manera de descartar aquellos interesados que no se pueden permitir comprar la vivienda, lo que te permite hacer una criba inicial. Escribe los dígitos en números, no en palabras, será mucho más eficaz.

5- Información detallada: ahora es el momento de obtener más información detallada. Debes incluir  los metros cuadrados exactos, la cantidad de baños y dormitorios, si hay o no jardín, garaje, sótano, balcones y terrazas… así como todo aquello que puede resultar interesante y que pueda ayudar a vender la vivienda (vistas al mar, ubicación céntrica, proximidad al transporte público o a zonas de parques y jardines, instalaciones del edificio, zona tranquila o peatonal…etc).