¿Cómo preparar una casa para vender?

Cuando queremos vender una propiedad debemos tener en cuenta que, no siempre será fácil conseguirlo y que dependerá en buena medida del precio y la situación del inmueble. Sin embargo, otro aspecto importante que puede hacer decidir al potencial comprador es el estado de la casa y su aspecto general, es decir, la imagen del inmueble que consigamos transmitir al cliente. Por ello, existen una serie de medidas que podemos tomar antes de poner a la venta nuestra vivienda. Toma nota si quieres poner una propiedad en el mercado:

1.- Eliminar fotos y detalles muy personales

si queremos que el posible comprador se sienta cómodo en la vivienda y la vea como su futuro hogar, es importante eliminar los detalles personales que la identifican como nuestra, tales como fotos, recuerdos, etc. Cuanto más neutra sea la casas, más fácil será que el potencial comprador se imagine viviendo en ella.

2.- Hacer una limpieza general

Una casa limpia ofrecerá siempre una mejor imagen y, por lo tanto, resultará más atractiva para los potenciales compradores. En este sentido, es importante limpiar los cristales para potenciar las vistas y dejar las persianas levantadas para que entre luz natural. No hay que olvidar que muchas veces compramos por la vista.

3.- Eliminar el exceso de muebles o de elementos superfluos

Las casas con menos muebles suelen venderse primero, ya que es más fácil orientarse en ellas y ver sus posibilidades. En cambio, las habitaciones atiborradas de muebles, suelen transmitir una sensación de agobio y no permiten una buena orientación espacial, ya que los muebles le restan amplitud.

4.- Arreglar pequeños desperfectos

Antes de vender una casa conviene también arreglar pequeños desperfectos, siempre y cuando no resulten muy caros. No se trata de realizar una gran inversión, sino de arreglar aquellas pequeñas cosas que pueden dañar la imagen de la vivienda de cara al potencial comprador (una persiana rota, una ventana que no cierra bien, un grifo que gotea…)

5.- Ventilar y colocar ambientadores

Es importante cuidar los olores, ya que pueden hacer que el comprador se lleve una imagen negativa de la vivienda. Por eso, antes de la visita podemos ventilar y, si lo consideramos necesario, colocar algún ambientador, aunque sin abusar, para no producir el efecto contrario.

6.- Jardín

Si la casa que queremos vender tiene jardín, no está de más hacerle una pequeña revisión antes de enseñar la casa (cortar el césped, eliminar ramas y flores secas…). No hay que olvidar que el jardín es un punto a favor para muchos compradores, por eso es importante que ofrezca su mejor aspecto