¿Vecinos Ruidosos? Qué hacer y cómo actuar

Una de las causas más habituales de conflictos vecinales suelen ser los ruidos, ya sean puntuales, como los debidos a obras o reformas, o más permanentes, como los derivados de escuchar música demasiado alta, tocar instrumentos o ver la televisión a todo volumen, entre otros. ¿Qué dice la normativa en estos casos? ¿Quién tiene razón? Intentamos dar respuesta a algunos de las cuestiones más habituales relacionadas con este tema:

-. ¿Existen unos límite de ruido?

Si, en el año 2007 el Gobierno marcó unos umbrales diarios de ruido para el interior de las viviendas, los hospitales y los centros culturales. Este umbral tiene baremos diferentes en función de si se trata del día o de la noche. Así, durante el horario nocturno (que suele ser desde las 23.00 h hasta las 8.00 h de la mañana), el límite máximo es de 35 decibelios en el interior de la vivienda (30 en la habitación). Durante el día (entre las 8.00h de la mañana y las 22-23.00 horas de la noche) este límite sube hasta los 45 decibelios (40 en la habitación).

-. ¿Cuánto ruido producen acciones cotidianas, como una lavadora o pasar el aspirador?

El ruido de este tipo de acciones variará mucho en función del tipo del tipo de electrodoméstico (en la actualidad existen lavadoras que prácticamente no hacen ruido), de la potencia y del aislamiento que tengamos en casa. Se considera que una lavadora normal produce entre 40-50 decibelios cuando está lavando y alrededor de 60-75 decibelios durante el centrifugado. Sin embargo, es probable que los vecinos no perciban el ruido con esta intensidad, motivo por el cual se puede usar sin problemas durante el día. Por la noche, ya no sería aconsejable.

-. ¿Hay una ley que prohíba hacer ruido?

Cada ayuntamiento suele regular los limites máximos de ruidos permitido en sus ordenanzas municipales, aunque normalmente se mueven entre 30 y 45 decibelios. En ellas se establecen los horarios y los decibelios permitidos en cada uno de ellos, así como también las sanciones por incumplimiento. Normalmente se trata de la ordenanza de contaminación urbana (se entiende el ruido como contaminación acústica) o de la ordenanza de ruido y vibraciones. Lo mejor es preguntar en el consistorio.

-. ¿Qué puedo hacer si creo que mis vecinos sobrepasan el límite de ruido?

Lo más aconsejable, en primer lugar, es hablar con ellos y pedirles que traten de limitar sus emisiones acústicas y que eviten, por ejemplo, poner lavadoras por la noche. Si aún así, siguen causando ruido, especialmente en horario nocturno, podemos avisar a la policía municipal y pedirles que midan los decibelios (dB). Si sobrepasan lo marcado en la ordenanza municipal pueden ser sancionados.