¿Qué hacer con las plantas y las mascotas en verano?

A veces, irse de vacaciones puede implicar una cierta logística, especialmente si tenemos mascotas o muchas plantas en casa o en una terraza. ¿Qué hacer con los animales de compañía y con las plantas? Es una pregunta habitual, que, sin embargo, es relativamente sencilla de resolver. En este artículo, repasamos algunas formas para irnos de vacaciones con total tranquilidad dejando nuestras mascotas y plantas bien atendidas.

-. Mascotas: ¿puede hacerse cargo algún familiar?

La solución más clásica es dejar nuestras mascotas a cargo de algún familiar mientras duren nuestros días de vacaciones. Bastará con llevar algunos elementos de su vida cotidiana, como su camita o sus juguetes si se trata de un perro o un gato, o su jaula, si es un pájaro. De esta manera, conseguiremos que no se sienta tan extraño en su nueva casa. También podemos añadir comida, algunos medicamentos o productos de higiene que usemos habitualmente, etc.

-. Residencias caninas, una buena alternativa

Si no podemos dejar nuestra mascota a cargo de ningún familiar, una excelente alternativa son las residencias para animales. Existen centros especializados en el cuidado de perros y gatos que cobran tarifas por día y permiten a las mascotas estar bien atendidas sin que los propietarios tengan que preocuparse de nada

-. ¿Qué hago con mis plantas antes de salir? Regar y retirar hojas secas

Las plantas son otro de los asuntos que debemos dejar bien cubiertos antes de empezar nuestros días de descanso. La primera opción, como en el caso de las mascostas, es recurrir a un amigo, familiar o vecino para que nos eche una mano y acuda un par de veces por semana a regar nuestras plantas. Sin embargo, si no hay nadie disponible o no queremos molestar, existe una gran variedad de sistemas que podemos poner en práctica para mantenerlas frescas y regadas como si estuviéramos en casa. No obstante, antes de pensar en ello podemos tomar algunas precauciones. Así pues, el primer paso es regar bien las plantas antes de salir. De esta manera, no sufrirán tanto estrés hídrico durante nuestra ausencia. También ayuda eliminar las hojas secas  y el material sobrante, lo que permite a reducir la absorción de agua.

-. Hidrojardineras o regadores de arcilla

Si estamos fuera más de una semana o, a lo sumo10 días, debemos pensar en un sistema de riego para nuestras plantas en nuestra ausencia. Podemos optar sistemas caseros, como una botella de agua de plástico al revés incrustada en la tierra del tiesto a la que previamente habremos hecho un agujero en el tapón. Otra alternativa es recurrir a hidrojardineras (maceteros que contienen un depósito inferior que va suministrando agua a las raíces a medida que lo necesitan) o a los regadores de arcilla (conos de este material que se clavan en la tierra y transpiran humedad que las raíces absorben).

-. Sistemas de riego

Para vacaciones de larga duración (más de 15 o 20 días) deberemos pensar en un sistema de riego, como un riego automático con temporizador, que se active cada día a la misma hora proporcionando la humedad necesaria a nuestras plantas. Lo mejor es preguntar en tiendas de jardinería o de bricolaje sobre los mejores sistemas y los que presenten una mejor relación calidad precio.