Precauciones para dejar tu casa preparada para las vacaciones

Llega el verano y, quien más quien menos, se marcha unos días de vacaciones buscando el descanso y la desconexión tan necesarios durante el año.  Con el trajín de maletas y preparativos a veces no reparamos en dejar nuestra vivienda acondicionada antes de marcharnos. Sin embargo, para estar tranquilos y encontrar nuestra casa en óptimo estado cuando volvamos, basta con tomar unas rápidas precauciones. Éstas son algunas de ellas:

-. Cuadros eléctricos

En función de los días que te vayas de vacaciones, puedes valorar vaciar la nevera y desconectar el cuadro de luz, o dejar el refrigerador en funcionamiento. Si optas por esta segunda opción, deja tu nevera en el mínimo nivel de frío. Ahorrarás energía y, como no se abrirá y cerrará durante días, tu refrigerador será más eficiente aún funcionando a su mínima potencia. En este caso, una buena medida es desenchufar todos los electrodomésticos. Ten en cuenta que se calcula que los aparatos eléctricos en stand-by suponen el 10% del consumo energético total de un hogar.

-. Comprueba los grifos

Las inundaciones suelen ser uno de los problemas más habituales que se dan cuando no estamos en casa.  Afortunadamente, es un problema que se puede evitar de una forma muy sencilla: antes de irnos debemos revisar bien que todos los grifos estén cerrados y, para estar más tranquilos, podemos, incluso, cortar el agua o cerrar todas las llaves de paso.

-. Apaga la caldera del gas

No tiene porqué pasar, pero puede producirse una fuga de gas en nuestra ausencia, así que lo mejor es apagar la caldera antes de irnos. Un gesto sencillo y rápido que nos proporcionará una mayor tranquilidad.

-. Evita malos olores

En verano con el calor es más frecuente que se produzcan malos olores en casa. Si quieres evitarlos y, además, evitar también bacterias, antes de irte tira la basura, limpia y desinfecta el cubo y revisa bien papeleras, cubos… Es importante que no quede nada orgánico (mondaduras de fruta, restos de alimentos…) ni que pueda degradarse en tu ausencia.

-. Cierra pero no totalmente

Antes de irte asegúrate de cerrar puertas y ventanas para evitar que los amigos de lo ajeno puedan tomarse libertades en tu ausencia. Sin embargo, precisamente por este mismo motivo no se aconseja cerrar completamente. Dejar alguna persiana un poco levantada hará creer a los ladrones que estamos en casa. En cambio, un piso cerrado a cal y canto es sinónimo de vacaciones y robos.

-. Deja una copia de las llaves

A veces con el ajetreo de maletas, preparativos, etc puede producirse algún descuido y podemos perder las llaves de casa. Por eso, siempre es una buena opción dejar una copia del juego de llaves a un familiar, amigo o vecino. Además, nos servirá por si se produce alguna emergencia en nuestra ausencia y hay que entrar en la vivienda.