¿Te mudas? Siete consejos para hacer más llevadero el traslado

Cambiar de vivienda suele ser una experiencia agradable e ilusionante. Sin embargo, la mudanza implica, no sólo trabajo, sino también cierta organización para evitar que el cambio de casa se convierta en una pesadilla. Estos son algunos trucos y consejos para hacer más llevadero el traslado:

-. Hacer una limpieza previa

Puede ser una buena idea para descartar aquello que no queramos llevarlos o que pensemos regalar o tirar si ya no está en buen estado. De esta manera, evitaremos cargar con cosas que ya no nos resultan útiles.

-.Hacer una lista de aquello que no podemos llevarnos

Antes de mudarnos resulta interesante medir y calcular las dimensiones de la que será nuestra futura casa (espacio para muebles, huecos para los electrodomésticos, sanitarios y elementos de baño…). De esta manera sabremos que elementos, electrodomésticos y muebles podemos llevarnos y cuáles no van a caber. En este último caso, podemos venderlos, ya que existen varias webs especializadas donde se pueden anunciar productos de segunda mano para su venta.

-.Organizar y etiquetar nuestras pertenencias en cajas

Cuando recojamos nuestras pertenencias de la vieja casa, una buena idea es organizarlas en cajas que habremos etiquetado de forma explícita indicando que contienen (útiles de cocina, vajilla, libros…). De esta manera, nos resultará más fácil colocarlos en la casa nueva.

-. Asegúrate de proteger los elementos más frágiles:

Vajillas, cristalerías, adornos… son elementos que pueden resultar dañados en el proceso de una mudanza. Asegúrate de protegerlos bien envolviéndolos en papel de burbujas (o, en su defecto, en papel de periódico) y de colocarlos en una caja separada del resto y rotulada con la palabra “FRÁGIL” para tener cuidado durante su manipulación (especialmente si no te encargas personalmente).

-. Colocar en una caja aquellos elementos más imprescindibles o de uso urgente:

Colocar en una caja todos los elementos y enseres personales que necesitemos con mayor urgencia (el cargador del móvil, el despertador, artículos de aseo personal, sábanas, toallas, un neceser….) nos puede ayudar evitando que rebusquemos entre cajas en el momento de necesitarlos cuando lleguemos a la nueva casa.

-.Pide ayuda a familiares o amigos o contrata una empresa especializada :

Una ayuda extra siempre viene bien cuando se trata de cargar y subir cajas. Si no puedes permitirte contratar una empresa especializada en mudanzas, puedes pedir ayuda a familiares o amigos para hacer más llevadero el proceso y acortarlo en el tiempo.

-. Notificar el traslado a las compañías de servicios :

Notifica a tus proveedores de luz, gas y agua el traslado de vivienda para que no te sigan cobrando los recibos del antiguo domicilio. Dáte de baja en tu antigua casa y de alta en la nueva. En este sentido, también puede resultar interesante guardar los recibos por si los necesitas en caso de una reclamación posterior (por ejemplo, si te siguen cobrando los gastos de tu antigua casa tras la mudanza).