¿Comprar o Alquilar? Cinco datos a tener en cuenta antes de tomar una decisión

¿Alquilar o comprar? Se trata de una pregunta recurrente cuando tomamos la decisión de instalarnos en una nueva vivienda . Aunque la respuesta a esta pregunta depende de muchos factores (y, por supuesto, de las circunstancias personales y económicas de cada persona), existen una serie de datos objetivos que pueden ayudarnos a tomar la decisión en uno u otro sentido. Éstas son algunas cifras y datos a tener en cuenta:

-. Stock de viviendas vacías:

En España, el estallido de la crisis económica generó un significativo stock de vivienda acabada, nueva y sin vender (en torno a 680.000 viviendas, según datos del Ministerio de Fomento). Muchas de estas viviendas pueden conseguirse en la actualidad a precios muy por debajo de las cifras que se barajaban en el momento de su construcción, ya sea comprando u alquilando. Sin embargo, pueden resultar una buena opción si buscamos una vivienda en propiedad.

-. Nuevas posibilidades de financiación:

Después de unos años en los que el acceso al crédito era muy complicado, los signos de recuperación se empiezan a hacer notar y, cada vez más, se presentan nuevas posibilidades de financiación bancaria, a lo que habría que sumar una considerable bajada de los intereses. Algo muy a tener en cuenta si pensamos en comprar.

-. España, un país con poca cultura de alquiler

Según el Ministerio de Fomento, “el mercado del alquiler de vivienda en España es muy débil, sobre todo si se compara con el de los países de nuestro entorno”. Según los datos del último censo disponible, el alquiler significa en España, el 17%, frente al 83% del mercado de la vivienda principal en propiedad. En Europa, en porcentajes medios, el mercado de la vivienda principal en alquiler representa el 38%, frente al 62% de vivienda en propiedad.

-. Incentivos para alquilar:

A raíz de la situación provocada por la crisis económica, el Gobierno ha puesto en marcha un plan de fomento del alquiler para los años 2013-2016 que incluye varias líneas de ayudas públicas. Se otorgan en función de la renta, por lo que tienen como beneficiarios potenciales a todos los grupos que necesiten ésta ayuda, sobre la base de un criterio universal y objetivo, como es el de la renta.

-. Ayudas a la rehabilitación edificatoria:

Si pensamos en comprar pero hemos puesto el ojo en una vivienda en una finca antigua o que necesita obras de mejora, también podremos beneficiarnos de ayudas públicas para este fin.