Alquilar un piso ¿con o sin parking?

Cuando buscamos un piso para alquilar una de las opciones que se nos pueden ofrecer es la de incluir el aparcamiento. Sin duda, se trata de un sistema que aporta muchas ventajas, pero que también tiene sus inconvenientes. Repasamos ambos para ayudarte a tomar una decisión.

Ventajas

-. Tu coche mejor cuidado: tener el coche bajo cubierto es siempre la mejor opción, especialmente en grandes ciudades o en sitios donde resulta complicado (y a menudo también caro) aparcar. Además de estas ventajas en logística, nuestro vehículo también agradecerá este extra en cuidados. Nos evitaremos rayones, golpes… y el normal deterioro que puede sufrir un coche que “duerma” siempre a la intemperie.

-. Reducción en el precio del seguro: algunas compañías aseguradoras ofrecen bonificaciones o descuentos cuando el coche que queremos asegurar se aparca normalmente en garajes o parkings. Este extra puede resultar también interesante en el momento de tomar una decisión.

-. Espacio de almacenamiento extra: muchas veces el parking suele ir acompañado de trastero, lo que suele venir genial como un espacio adicional para guardar enseres y objetos que no solemos usar a menudo. Aunque nuestra plaza de aparcamiento no tenga trastero, también nos servirá para guardar algunas cajas u objetos que no ocupen mucho.

Inconvenientes

-. Aumento de precio: el aparcamiento suele suponer un sobrecoste en el precio del alquiler. Un gasto que hay que valorar muy bien, ya que no siempre sale a cuenta. Si en nuestra zona o barrio hay aparcamientos en la cale o parkings públicos con tarifas mensuales, quizás nos resulte más rentable.