Tips para sobrevivir a vecinos ruidosos en Navidad

La Navidad es época de celebraciones por excelencia. A las fiestas propiamente dichas se suman las reuniones con amigos, los amigos invisbles… Por eso, son también unas fechas en las que inevitablemente se hace más ruido del habitual. Si tus vecinos son especialmente ruidosos, no dejes de leer porque te damos algunos tips para sobrevivir durante estas fiestas.

1.- Hablar con los vecinos

La primera opción es hablar con los vecinos y comentarles que su fiesta nos está resultando molesta. Pedirles que bajen el tono de su celebración debería ser siempre la primera medida si queremos tener una buena convivencia vecinal.

2.- Medir los decibelios

Si los ruidos persisten a pesar de haber comunicado a los vecinos que el ruido nos resultaba molesto, lo que podemos hacer es medir los decibelios, ya que es una buena forma de acreditar que se está sobrepasando el límite máximo de ruido establecido. Éste suele variar en función del municipio (puede consultarse en las ordenanzas municipales) y también se diferencia entre día y noche, siendo más bajo durante las horas nocturnas. En tiendas de electrónica y en grandes webs de internet pueden encontrarse aparatos para medir los decibelios, como los sonómetros, cuyo precio no suele sobrepasar los 20 euros.

3.- Llamar a la policia

Si los vecinos hacen caso omiso de nuestras peticiones, podemos llamar a la policía para que se abra un expediente sancionador. En este caso, podemos mostrar la medición de ruido para acreditar que se está incumpliendo la ordenanza municipal (en caso de que así sea). Normalmente este tipo de infracciones suelen comportar una sanción económica.

4.- Hablar con la comunidad

Si nuestros vecinos alargan sus fiestas y hacen caso omiso a todo lo anterior, debemos tener en cuenta que la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) prohíbe la realización de actividades que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas. Por eso, podemos pedir al presidente (como representante legal de la comunidad) que hable con lo vecinos infractores, advirtiéndoles que la comunidad puede emprender acciones legales.

5.- Acudir a los tribunales

Si el presidente de la comunidad decide no actuar o no quiere interponerse en el conflicto, el último recurso es acudir a los tribunales por nuestra cuenta. En este caso, lo mejor es pedir consejo a un abogado para que nos asesore sobre los pasos a seguir.

Comments Closed