Tendremos más defensas ante la banca

El Ministerio de Economía español ha publicado en las últimas semanas una serie de órdenes ministeriales por las que intenta ajustar en mayor medida lo que considera una “desventaja informativa” de los consumidores frente a las entidades financieras sobre los productos hipotecarios o las comisiones que nos cobran.

Esta nueva normativa, que podría entrar en vigor antes de que se celebren las próximas elecciones generales de noviembre, obligará a las entidades financieras a tener a disposición de los usuarios, en cualquier momento y lugar, los tipos actualizados en los servicios prestados, incluido, de forma “sencilla y comparable”, todo lo relativo a la Tasa Anual Equivalente (TAE) y otra expresión equivalente en la operación.

Dos de las principales organizaciones de consumidores y usuarios de España, OCU y FACUA, han publicado recientemente sendos informes sobre prácticas poco transparentes de algunas entidades financieras españolas, que son el tercer sector que acumula más denuncias de irregularidades, después de las “telecos” y las aerolíneas.

La OCU denunciaba “Préstamos hipotecarios… con trampas”, en su revista Dinero y Derechos del mes de julio, y advierte que “si va a pedir un préstamo hipotecario, tenga en cuenta que el banco no le va a informar de unos cuantos “detalles” que encarecen, y mucho, el préstamo”. La publicación pone como ejemplo, que “es usual que no le diga nada sobre la responsabilidad hipotecaria” o que “oculte la existencia de comisiones”.

La nueva normativa que quiere aplicar el Gobierno señala expresamente que la publicidad de las entidades financieras deberá ser “clara, suficiente, objetiva y no engañosa”. En cuanto a las comisiones, las entidades deberán informar detalladamente a los clientes de manera anticipada. Los clientes, además, podrán cancelar la operación gratuitamente una vez conocido su coste.

En definitiva, un paso más para la transparencia, siempre que se cumpla.

Comments Closed