publicidad engañosa

La justicia anula un contrato de compraventa por mentir en la publicidad

Si la publicidad del piso que vamos a comprar dice que hay vistas al bosque, no puede ser que en realidad nos estén vendiendo unas macetas con geranios colocadas en la barandilla del balcón y a menos de 50 metros, la pared del edificio de al lado.

En España, el Tribunal Supremo ha ratificado una sentencia de la Audiencia de Málaga por la que condena a una empresa inmobiliaria a “resolver el contrato de compraventa de una vivienda que, según el folleto publicitario, tendría vistas a campo de golf, montaña y mar, lo que no se ajustó a la realidad”.

El Supremo declara resuelto el contrato suscrito por una pareja en octubre de 2003 en relación a una vivienda, trastero y dos plazas de garaje, por lo que la inmobiliaria deberá devolverles los 205.368,09 euros que pagaron, además de intereses.

Más información en “El Mundo”: Anulan un contrato de vivienda que no tenía las vistas que decía la publicidad

Comments Closed