Barcelona-montjuic-torre-comunicacions

Juegos Olímpicos: ¿Que uso se les da hoy a las obras de Barcelona 92?

barcelona 92 cobiLos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro ya calientan motores para su inauguración este viernes 5 de agosto. El objetivo es, según Eduardo Paes, alcalde de la ciudad, repetir el éxito de otras olimpiadas, las de Barcelona 92, de las que este verano se cumplen 24 años. Un acontecimiento que transformó la ciudad y la dotó de nuevos servicios e infraestructuras. Repasamos cómo han cambiado y para qué sirven actualmente las construcciones que albergaron los que, a día de hoy, muchos todavía consideran los mejores juegos de la historia:

. La Villa Olímpica y el waterfront: fue sin duda la obra insignia de los juegos, ya que sirvió para abrir la ciudad hacia el mar, creando una nueva fachada marítima desde el Port Vell hasta el Besós. 24 años después, algunas de las obras de esta operación urbanística se consideran más acertadas que otras. El área del Maremagnum, por ejemplo, ha sido tachada por arquitectos y expertos en urbanismo como demasiado comercial  y poco enfocada a la ciudadanía de Barcelona (y más al turismo). En cambio, el barrio de la Vila Olímpica, ha mantenido un buen uso residencial, aunque hay quien critica la privatización de algunos patios interiores.

Barcelona -Vila Olimpica

-. Plaza de les Glòries: uno de los proyectos de los Juegos Olímpicos más criticados en su día y a lo largo de los años ha sido la plaza de les Glòries. De hecho, el tambor elevado que se construyó para las olimpiadas ya ha desaparecido y poco queda de la obra previa al año 92. Según varios expertos, este importante nudo de comunicaciones no se resolvió bien en aquel momento, ya que no tenía usos vecinales.

. Montjuic: junto con la Vila Olímpica, Montjuic concentró el grueso de las actuaciones de la Barcelona pre-olímpica. La montaña ya acogía un estadio, que se había construido en el marco de las obras realizadas en 1929 para la Gran Exposición Universal. Sin embargo, fue necesaria una intensa remodelación (se reconstruyó prácticamente en su totalidad) para convertirlo en Estadio Olímpico. 24 años después, esta obra se sigue considerando un acierto. Tanto que, a día de hoy, el estadio sigue siendo un escenario habitual para los barceloneses, tanto para usos deportivos como lúdicos (conciertos, fiestas…). Paralelamente, en el entorno se levantó la llamada anilla olímpica, con el Palau Sant Jordi, las Piscines Bernat Picornell, la Torre de Telecomunicaciones y el estadio de Béisbol Pérez de Rozas. La mayoría de estas obras han servido para acercar la montaña de Montjuic a la ciudadanía y son equipamiento ampliamente utilizados hoy en día.

Barcelona- montjuic- torre comunicacions

-. Rondes: las llamadas Rondes fueron una de las obras más significativas de la Barcelona pre-olímpica, ya que sirvieron para regular las entradas a la ciudad y para mejorar la movilidad. Pese a la rapidez en su construcción, las rondas fueron un éxito en su momento y ayudaron a mejorar los accesos a la capital catalana. 24 años después han quedado pequeñas a juicio de muchos y el uso intensivo les está empezando a pasar factura.

 

Comments Closed

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Algunas ciudades encuentran un nuevo uso a las instalaciones trás los juegos acabados como en Barcelona. Por otro lado instalaciones como en Pekín o Berlin se quedan abandonadas, testimonio del pasado […]

Los comentarios están desactivados.