Google y Facebook construyen casas para sus empleados

¿Y si la vivienda fuera a cargo de la empresa en la que trabajamos? Puede parecer una utopia, pero no lo es en realidad. Lo cierto es que cada vez más empresas apuestan por construir pueblos o viviendas para sus empleados. Es el caso de Google o Facebook, dos gigantes tecnológicos que han puesto en marcha sendos proyectos para facilitar el acceso de sus trabajadores a una vivienda digna. La idea no es nueva. Las antiguas colonias textiles del siglo XIX situadas junto a ríos como el Ter y el Llobregat (en Cataluña) ya incluían, junto a la fábrica, pisos, una iglesia y otros servicios, como tienda de comestibles. Este modelo industrial se había importado del Reino Unido, donde se implantó en el siglo XVIII con gran éxito en casos como el de New Lanark (en Escocia) o Saltair (en Yorkshire). Pero, ¿qué ha pasado para que una idea de hace casi 200 años resucite ahora con fuerza?

-. Google compra casas prefabricadas

Una de las empresas pioneras de este nuevo modelo es Google. La firma propietaria del buscador del mismo nombre ha buscado una solución a los elevados precios inmobiliarios de la zona de San Francisco y la ha encontrado en las casas prefabricadas. Google ha encargado la construcción de un edificio con 300 apartamentos para acomodar a su plantilla a la empresa Factory OS, especializada en casas prefabricadas modulares. De esta manera, los expertos calculan que se puede ahorrar entre un 20 y un 50% en el coste de las construcciones en la Bahía de San Francisco. Las casa modulares son más económicas, ya que se pueden construir sin depender de las inclemencias meteorológicas y, además, se acortan los plazos.

-. Facebook construye un pueblo con 1.500 viviendas

Otra gran empresa dos punto cero que ha decidido dar un paso en este sentido es Facebook. La red social anunció la construcción de un pueblo, llamado Willow Campus, con 1.500 viviendas para sus trabajadores. Aunque todavía se trata de un proyecto y no ha sido aprobado por las autoridades, se prevé que este pueblo tenga supermercados, tiendas, oficinas y viviendas. La idea es que los pisos o casas puedan ofrecerse por debajo de los precios de mercado con el objetivo de paliar las elevadas cifras que se manejan en la zona y que se han convertido en un quebradero de cabeza para Facebook.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *