Barcelona implanta en Sant Antoni la segunda “superilla”

El barrio de Sant Antoni es la segunda zona de Barcelona donde el consistorio de Ada Colau implantará una “superilla”, el modelo urbano que ya lleva más de un año en funcionamiento en Poblenou y que combina usos sociales de la calle con peatones, ciclistas y, en menor medida, tráfico rodado.

El desarrollo de esta nueva superisla está previsto para este mes de noviembre y se ejecutará en dos fases. La primera parte de las obras empezará en las calles Comte de Borrell y Tamarit (en los tramos que corresponden al mercado de Sant Antoni). En una segunda fase, la remodelación se ampliará en las islas de Gran Via hasta Paral·lel y avenida Mistral. Unas obras que coincidirán con la última fase de la remodelación del mercado de Sant Antoni, que prevé ganar 6.000 metros y recuperar puestos de alimentación.

 

La idea, como ya se hiciera con Poblenou, donde la obra ha sido muy controvertida, es priorizar los usos ciudadanos de la calle (parques infantiles, zonas peatonales…) dando importancia a los peatones, ciclistas, transporte público y, finalmente, vehículos particulares. El objetivo es potenciar la vida local de los barrios replanteando los roles de las calles y fomentado la interacción y el agrupamiento social.

¿Cómo ha afectado al precio de la vivienda?

En el caso del Poblenou la superisla no ha convencido a amplios sectores  y, para muchos, no ha conseguido sus objetivos de fomentar la vida social y los usos vecinales. Pero ¿ha afectado al precio de la vivienda? ¿Ha tenido impacto en el merccado inmobiliario?

Lo cierto es que el barrio del Poblenou, en el distrito de Sant Martí, es una zona donde los precios han subido de forma muy destacable en los últimos años. Las razones de este incremento habría que buscarlas en la gentrificación y la presión turística, puesto que se trata de una zona próxima a varias de las más concurridas playas barcelonesas.

Más allá de este incremento generalizado, la superisla no ha tenido un impacto directo en la vivienda. Los precios inmobiliarios han subido prácticamente al mismo ritmo en que lo han hecho en el resto del barrio, una zona con una gran presión turística y con predominio del alquiler vacacional. Además, el Poblenou es una área con predominio de empresas del sector tecnológico y de las start-ups, algo que también contribuye a la revalorización de los precios.

Comments Closed