Abre al público la primera obra de Gaudí

 

La Casa Vicens es uno de aquellos edificios que llaman la atención cuando uno pasea por la calle en el barrio de Gracia de Barcelona. Colorida, llamativa y con toques orientales es imposible no verla y admirarla. Pero no sólo es un edificio espectacular, sino que tiene la particularidad de ser la primera construcción que diseñó el célebre arquitecto Antoni Guadí, quien la ideó cuando contaba con apenas 31 años y todavía quedaban muy lejos proyectos que le harían famoso mundialmente, como los próximos Parc Güell o Sagrada Família. Ahora, después de 130 años de uso privado, la casa Vicens se abre por primera vez al público.

 

El edificio, encargado por Manel Vicens a un joven Gaudí, fue nombrado Patrimonio de la Humanidad en 2005, pero sus debido a su uso privado nunca ha sido visitable. Sin embargo, en 2014 la entidad andorrana MoraBanc lo compró a la familia Herrero-Jover, sus últimos dueños y empezó unas largas obras de restauración con el fin de abrirlo al público. Ahora, casi tres años después y con 12 meses de retraso respecto a la fecha prevista, se espera que la apertura de la casa sea una realidad después del verano. Aunque no hay fecha prevista para la inauguración, se calcula que ésta será durante la segunda mitad del año.

La casa Vicens, considerada precursora del modernismo catalán, será una casa-museo y contará con una exposición permanente sobre Gaudí,  la historia de la finca y el modernismo. En total, se espera que unas 150.000 personas la visiten anualmente.

Fotos: Pol Viladoms / Casa Vicens

Comments Closed